domingo, 8 de octubre de 2006

Campaña "Un kinki, una piedra"

Cuando salí de mi pueblo constaté un hecho indicado en un dicho al que, como buen ignorante, nunca había hecho caso: capullos hay en todas partes.

Kinki/Lloni-Chanero semiestándarUstedes también los habrán visto, y sobre todo oído. Son los descerebrados pelo-cenicero que invaden cada calle de cada barrio con sus coches super-truper-tuneaos-delahostia, vestidos con pegatinas con anagramas como "LAVINCOMPAEVIEHO" u otros, según región, con altavoces de 500 voltios orientados hacia el exterior del chasis, compartiendo con la muchachada viandante el ultimo singueljit de Don Tomar, "Dale al cucu, mulataca mía", a todo trapo. Esos que no se conforman con las caras largas que viste la gente por la acera y deciden poner algo de picante alegría en sus vidas, aún si no se lo piden.

BUENO, PUES COMO ME TOCAN TANTO LOS COJONES, PROPONGO LA CAMPAÑA UN KINKI, UNA PIEDRA: estén preparados en sus hogares con una saca de piedras, del tamaño que gusten, y al paso de la comparsa, compartan con ellos la contundencia del granito (aunque no se la hayan pedido).

Como consejo personal, procuren acertar en el capó, pues si bien el efecto es más dramático en caso de acierto al parabrisas, puede acarrear consecuencias indeseables, como por ejemplo que paren el coche más de la cuenta, teniendo el agitador social que soportar más de lo aconsejable la potencia reblandacerebros de 500 watios desbocados.

Sin más mugre mental que comunicar, se despide hasta la próxima edición su agitador social favorito.

Letra pequeña: este anuncio es de una campaña ilegal. El promotor no se hace responsable de acontecimientos de índole jurídica que pudieren sobrevenir sobre la causa del oyente. Si la medida le parece desmedida, acuda a su asesor fiscal, SO CHIVATO.

2 comentarios:

vero dijo...

Hola!
Encontre tu blog por casualidad. Es de lo mas simpaticos q he visto, estarás en Mis favoritos.
A tu propuesta de "Un kinki, una piedra" quiero apoyar la moción, pero ampliándola a aquellos q lleva ciclomotores cochambrosos y quad con el tubo de escape roto.
Sigue asi eres muy simpatico.
Un saludo.

Vero

RIGOLETTO dijo...

Oh, sí, es un genio, un genio verdadero. Siga escribiendo, no nos deje tirados en el desierto, no nos deje implorar tan lastimeramente.